Vive, disfruta y atrévete..... ¡también con vitíligo!

Vitíligo y el sol

Falta el pigmento (melanina) en el lugar de las manchas de vitíligo. El pigmento no sólo proporciona el color de nuestra piel, sino que también la protege del sol. Al sol, las manchas de vitíligo arden más rápido que la piel pigmentada debido a la falta de pigmento. Evite las quemaduras solares y aplique un factor de protección alto a sus manchas lo mejor posible a tiempo y/o use ropa resistente a los rayos UV (haga clic aquí para la posición del KWF). Los médicos aconsejan a los pacientes con vitiligo que no tomen mucho sol. Las manchas de vitíligo pueden volverse sensibles al sol. Si la piel se daña al quemarse, esto puede provocar el desarrollo de más manchas.

Tomar el sol también es bueno

La luz del sol también es saludable porque asegura la producción de vitamina D. Necesitamos vitamina D para tener huesos y dientes fuertes y una buena resistencia. Los pacientes con vitíligo pueden considerar tomar el sol como un tratamiento con luz natural. Los rayos UVB pueden estimular la producción de pigmento. La desventaja es que la piel pigmentada se vuelve más oscura, lo que hace más evidente el contraste con las manchas de vitíligo.

es_ES